Edge Computing: ¿Debo implementarlo en mi negocio?

El Edge Computing marca la pauta como una de las mayores tendencias en centros de datos actualmente. Además, modificará las prácticas de la industria en un futuro muy cercano. 

Tras la llegada del 5G y el desarrollo de nuevas tecnologías que surgen en nuestro entorno, la generación de datos está marcando un precedente en la historia que seguirá en constante aumento. Esto implica cambios importantes en la forma en que las infraestructuras de redes y telecomunicaciones se están implementando y, sobre todo, gestionando hacia el futuro. 

Es por ello que tecnologías como el Edge Data Center se han convertido en tendencia. La Asociación de la Industria de Telecomunicaciones (conocida por sus siglas en inglés TIA) prevé que el mercado de Edge Data Center alcance los 16 mil millones de dólares en 2025, ya que puede brindar la información cada vez más rápida y confiable, según los requerimientos tecnológicos actuales y futuros.

Pero, ¿qué es exactamente el Edge Computing?

El Edge Computing se basa en un modelo de centro de datos distribuido, en el que los servidores de nube de TI alojados en Centros de Datos Edge se implementan en los bordes externos de la red, los cuales por lo general están conectados a un centro de datos central más grande o a varios centros de cómputo que procesan datos lo más cerca posible del usuario final. 

Existen 4 características que definen a la tecnología Edge: 

  • Es local: Los centros de datos Edge se ubican cerca de las áreas a las que sirven y se administran de forma remota.
  • Es de menor tamaño: Los centros de datos Edge tienen los mismos componentes de un centro de datos tradicional, pero requieren un espacio mucho más reducido.
  • Parte de un despliegue más amplio: Un Edge Data Center es uno de los muchos que conforman una red compleja manejada por un centro de datos central.
  • Tiene misión crítica: Estos centros de cómputo albergan datos, aplicaciones y servicios de misión crítica para el procesamiento y almacenamiento basados ​​en el “borde”.

Ventajas del Edge Computing para Datos y TI

El Edge Computing es en realidad una forma de fusionar la tecnología en la nube con la distribución geográfica. La gran ventaja del  Edge Data Center es que puede ayudar a resolver el problema del tiempo que tarda en transmitirse un paquete dentro de la red que conocemos como latencia, gracias a la cercanía geográfica de la fuente de datos que necesita, y a su vez, permite ejecutar menos procesos desde una nube (donde la latencia y la seguridad pueden ser un problema) a lugares más localizados.

Los costes del tiempo de parada imprevistos resultan en una pérdida aproximada de 700.000 millones USD anuales”. IHS Markit.

A través de este modelo de servidores, se reduce drásticamente la cantidad de tiempo que tarda su recurso en cargarse. No evita la necesidad de que exista un servidor de origen, pero básicamente facilita parte de su trabajo pesado.

Existen otras ventajas desde el punto de vista de infraestructura para la implementación de Edge Data Center, por ejemplo: 

Reducción de la infraestructura: El Edge permite reducir la cantidad de equipos instalados, ya que solo se instalan aquellas aplicaciones que requieren de respuesta inmediata.

Mayor eficiencia: Al tener un centro de datos más pequeño, podemos controlarlo mejor, pues se crea una infraestructura de soporte más adecuada, nivelando la energía, la temperatura y la redundancia según sea la necesidad. 

Mayor disponibilidad: Aunque estamos hablando de racks más pequeños, no puede haber fallas energéticas porque el impacto sería mayor. Un Edge Data Center obligatoriamente debe contar con la mayor disponibilidad posible. 

Facilita la implementación: Al tener racks de menor escala, son más sencillos de manejar, y el proceso de implementación se reduce. 

Optimización de costos: Los Edge data center permiten que el costo total de propiedad sea menor, desde la inversión en capital hasta la inversión operativa. 

Implementación del Edge Computing

Para que funcione la informática Edge, el centro de datos debe estar ubicado en un punto de intercambio de Internet, una ubicación física donde se conectan todos los operadores de red. 

Hoy en día las empresas están explorando opciones de implementación más compactas como los «micro centros de datos». Estos equipos pueden ser lo suficientemente pequeños como para caber en cualquier parte de la ubicación física de su organización. 

Sin embargo, la tendencia va hacia centros de datos ubicados más cerca de los usuarios finales. De esta manera se puede lograr un aumento en la eficiencia de los dispositivos de IoT, y posible reducción de los costos de transporte de la red. 

Toda la gestión de infraestructura física debe seguir un patrón basado en la estandarización y la modularidad, para así reducir la complejidad del sistema. Además, requiere de igual forma un alto nivel de seguridad física. Y aunque no es necesaria la presencia local para su gestión, sí que debe hacerse vía remota. 

Por lo general, los sitios de Edge Computing se encuentran en lugares remotos o de difícil acceso. Si se genera algún tipo de falla en el sitio, se debe contar con una infraestructura para que un pequeño número de especialistas ubicados en otro lugar puedan gestionar el problema de manera centralizada. Establecer un sistema de seguridad es prioritario, y así poder atender cualquier emergencia que pueda presentarse in situ. 

Por otro lado, si bien los Edge Data Center necesitan adaptarse a diferentes condiciones según la ubicación, las consideraciones para su diseño, construcción y la disponibilidad de recursos siguen siendo las mismas que las de un data center convencional, pese a la diferencia de tamaño.

El Edge Computing como una gran solución

La demanda por resolver problemas como la latencia (un gran dolor de cabeza para los usuarios) es un hecho que las empresas deben priorizar. Esto en realidad siempre ha sido un tema para los administradores de data centers. Sin embargo, ahora debido a los macrodatos, el IoT (internet de las cosas), los servicios en la nube y de transmisión, y otras tendencias tecnológicas, las exigencias son infinitamente mayores. 

Los especialistas hablan de los Edge Data Centers como una gran salida a esta problemática. 

Según un estudio del IDC en los próximos años el 40% de los datos de IoT serán almacenados, procesados, analizados y manejados en el Edge Computing. 

Por eso muchas organizaciones de diferentes industrias están implementando Edge Data Centers como una forma de alto rendimiento para brindar la funcionalidad que los clientes necesitan. 

En ATN tenemos más de 23 años aplicando sistemas avanzados para atender las principales soluciones que surgen en el mercado. Contamos con especialistas  que pueden ayudarte a implementar el servicio que se ajuste a tus necesidades. 

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados